Cirugías y Tratamientos

En esta sección encontrarás información relevante sobre nuestros tratamientos y procedimientos.

CIRUGÍA ROBÓTICA DE CABEZA Y CUELLO

Se realiza utilizando el robot Da Vinci. El sistema proporciona amplificación de las estructuras anatómicas manipuladas durante la cirugía; el cirujano obtiene una imagen en 3D, en la consola donde está posicionado y desde donde comanda todos los movimientos de los brazos del robot. El sistema robótico proporciona refinamiento de todos los movimientos realizados por el cirujano. El uso de esta tecnología proporciona una gran precisión en la manipulación de estructuras nobles en la región de cabeza y cuello.
La cirugía robótica en la especialidad brinda un gran avance en el tratamiento de tumores que involucran la orofaringe (región conocida como la garganta que involucra las amígdalas, la «campana» – úvula y la base de la lengua), al facilitar la manipulación de esta región a través de la boca (acceso trans-oral), reduciendo el impacto en funciones como el habla, la deglución y la respiración. La cirugía robótica también se usa en otras cirugías de cabeza y cuello, como la tiroidectomía y la disección del cuello.

CIRUGÍA DE PARATIROIDES

Las glándulas paratiroides son 4 glándulas presentes junto a la glándula tiroides, en su superficie posterior («espalda» de la glándula tiroides) encargadas de regular los niveles de calcio en la sangre. Las enfermedades pueden afectar una o más glándulas paratiroides. La alteración más frecuente es el hiperparatiroidismo primario cuando 1 o incluso 2 glándulas pueden tener aumentada su función, provocando un aumento de los niveles de calcio en la sangre y dando lugar a un debilitamiento de los huesos (osteoporosis) y formación de “piedras” (piedras) en los riñones. Los síntomas relacionados con la enfermedad son cansancio, dolor óseo y articular y malestar general. La enfermedad generalmente se investiga después de análisis de sangre que muestran niveles elevados de calcio. Otra alteración es el hiperparatiroidismo secundario, presente en pacientes con enfermedad renal crónica. En esta situación, las 4 glándulas se enferman. El tratamiento es la cirugía, con extirpación de la(s) glándula(s) afectada(s).

TRATAMIENTO DE GLÁNDULAS SALIVALES

Las principales glándulas salivales se encuentran a los lados de la cara y debajo de la lengua. Muchos nervios y estructuras pasan cerca y pueden verse afectados por tumores formados en las glándulas salivales.
Los siguientes signos y síntomas también pueden ser causados por otras condiciones médicas. Aún así, si presenta alguno de estos síntomas, consulte a su médico de inmediato para que pueda diagnosticar la causa y, si es necesario, iniciar el tratamiento.
SÍNTOMAS PRINCIPALES:
Masa o bulto en la cara, el cuello o la boca.
Dolor continuo en la cara, el cuello o la boca.
Diferencia entre el tamaño o la forma de un lado de la cara o el cuello en comparación con el lado contralateral.
Entumecimiento en parte de la cara.Debilidad en los músculos de la cara.
Problemas para abrir la boca de par en par.
Drenaje de líquido a la región del oído.Dificultad para tragar.

CIRUGÍA DE TIROIDES

Comprende la extirpación del tejido tiroideo (glándula tiroides) en su totalidad (tiroidectomía total) o en parte (tiroidectomía parcial). El procedimiento no incluye la extirpación exclusiva del nódulo tiroideo. Se pueden utilizar diferentes accesos con la ayuda de la tecnología (cirugía endoscópica y cirugía robótica). La cirugía está indicada y se realiza tras evaluar el tiroides con ecografía/ultrasonido y realizar una punción (PAAF – punción aspirativa con aguja fina) del nódulo en algunas situaciones, como las que se detallan a continuación:
Nódulo benigno (FNAB categoría II Bethesda – bocio) >4,0cm;
Presencia de síntomas compresivos (malestar al respirar, malestar/dificultad para tragar alimentos/alteración del patrón de voz o ronquera);
Hipertiroidismo (niveles elevados de LT4 o levotiroxina) sin control adecuado de medicamentos;
Nódulos tiroideos de naturaleza indeterminada (categoría Bethesda III);
Nódulos tiroideos sospechosos de neoplasia (Bethesda categoría IV);
Nódulos sospechosos de malignidad (Bethesda categoría V);
Nódulos positivos para malignidad (Bethesda categoría VI).

ABLACIÓN POR RADIOFRECUENCIA DE NÓDULOS TIROIDEOS – RFA

El procedimiento se realiza bajo sedación y anestesia local y le permite regresar a casa unas horas después del procedimiento. Para realizar el procedimiento se utiliza una aguja especial que se conecta a una fuente de energía (generador) que permite la liberación de energía en forma de calor en la punta de la aguja. A medida que aumenta la temperatura, las células del nódulo tiroideo mueren. Tras el procedimiento se produce una reducción progresiva de las dimensiones del nódulo tiroideo tratado. El procedimiento requiere un seguimiento periódico con ecografía.

Dr. Óscar Jaramillo

Cirujano de cabeza y cuello

(593) 99 996 7163

info@droscarjaramillo.com

Vozandes N39-130